Inicio » Conquista » ¿Sabes qué es el miedo al compromiso y cómo afrontarlo?

¿Sabes qué es el miedo al compromiso y cómo afrontarlo?

que es el miedo al compromiso

Sabemos que el miedo al compromiso puede ser un problema grave para muchas personas y parejas en la actualidad. Lejos de ser un cliché, es un fenómeno psicológicamente complejo con diferentes capas de lectura.

De hecho, puede ser una piedra en el camino para muchas relaciones. Y un sentimiento legítimo que debemos respetar. Por eso, conviene detenerse a analizarlo para lograr comprenderlo en profundidad.

¿En qué consiste el miedo al compromiso?

Podemos quedarnos con la definición de Stenberg y entender el compromiso como el deseo de mantener el amor y la relación con otra persona. Por lo tanto, el miedo al mismo será la preocupación de perder esa situación.

Lo primero pasa por entender el miedo. ¿Qué cosas temes y por qué? Este no deja de ser un sentimiento muy humano y animal. Una respuesta evolutiva y adaptativa ante ciertos peligros o riesgos a los que te puedes ver expuesto.

El temor y la angustia se ven influidos directamente por nuestro pensamiento, por la forma de afrontar las situaciones. En este caso, es algo que habita en nuestra cabeza y que puede condicionar nuestras actitudes. Y también la manera de entendernos con nuestra pareja.

Por lo tanto, si es un mecanismo de defensa y está en tu propia cabeza, ¿cómo funciona el miedo al compromiso? En muchas situaciones se concreta en situar una barrera para evitar futuros daños. Es un modo de protegerse de decepciones, abandonos o cualquier otro tipo de sensaciones negativas que pueda acarrear una relación defectuosa.

Se manifiesta a través de dudas, contradicciones y de un fuerte malestar emocional. Obviamente, puede afectar profundamente a tu relación de pareja. Y aunque puede ser algo relativamente común, esto no le resta ni importancia ni la necesidad de trabajar al respecto.

¿Qué causas tiene?

como superar el miedo al compromiso

Como hemos apuntado, en gran medida se trata de un conflicto mental interno. Esto quiere decir que gran parte de este miedo o pánico está en tu cabeza. Por lo tanto, las causas suelen encontrarse también en tu propia intimidad y en tu pasado.

Estos pueden ser algunos de los motivos más frecuentes:

Una ruptura previa que estuviese mal curada. Es decir, algún conflicto amoroso previo que te terminara haciendo daño de alguna manera. Y que no hayas sabido corregir ni sanar

Relaciones previas complicadas. Es c que, tras amores tortuosos, difíciles y tóxicos, uno tenga miedo de volver a comprometerse. Se activa el mecanismo de defensa para evitar vivir de nuevo una situación que nos ha causado malestar y dolor.

Tal vez notes que esa pareja no es para ti. Puede que, a nivel inconsciente, percibas que esa persona no es aquella con quien debes estar. Es muy frecuente que una situación así te lleve directamente a tenerle miedo al compromiso.

Puede que no te sientas capaz de dar el paso, o preparado. ¿Eres una persona muy joven? ¿Estabas a gusto en solitario? ¿Crees que os estáis precipitando? Muchas veces uno rechaza comprometerse sencillamente porque todavía no ha desarrollado un vínculo suficientemente sólido o estrecho.

Como ves, no solo existe un único motivo, y no siempre se justifica apelando al pasado. También las dudas sobre el presente o el futuro son legítimas y suelen estar muy presentes en estas decisiones.

¿Qué síntomas tiene el miedo al compromiso?

¿Te está sucediendo esto? ¿Cómo puedes identificarlo? Los siguientes síntomas pueden ser indicios importantes de que sufres del miedo al compromiso

Te cuesta decidir sobre tu futuro en pareja. Es decir: si vais a vivir juntos, mudaros, casaros… Todo esto te llena de incertidumbre.

Sientes una preocupación constante. No dejas de cuestionarte si algo va mal, si sigue siendo como antes o si tenéis futuro.

No ves que exista ningún tipo de estabilidad. E, incluso, pasas a hacer responsable y culpable de ello a la otra persona.

Te cuesta controlar y regular tus emociones. Funcionan como un torbellino interior que no sabes bien cómo manejar. Y esto pasa a notarse en tu relación, donde hay enfados cada vez más frecuentes por nimiedades.

Vuestra comunicación empieza a ser nociva o tóxica. No os decís las cosas para intentar mejorar la situación. En su lugar, caéis en dinámicas destinadas a castigar o hacer daño al otro.

Evitas hacer algo con tu pareja. Así, siempre que tienes que hacer cualquier cosa, prefieres hacerlo por ti mismo en lugar de juntos.

Sientes que tu relación está socavando tu libertad o tu autonomía. Y la consideras como una afrenta o un ataque a tu independencia.

Si te has sentido identificado con uno o más síntomas de los que hemos descrito, entonces es probable que estés pasando por un proceso de miedo al compromiso. ¿Quieres revertir esta situación?

¿Cómo superar el miedo al compromiso?

hombres miedo al compromiso

Sin lugar a dudas, el miedo al compromiso no es algo fácil de gestionar. Y no existen soluciones rápidas. Dependiendo de la causa tendrás una forma de afrontarlo u otra. Pero te puede venir bien poner en práctica estos consejos para evitar los momentos de angustia y miedo.

Valora conscientemente todo lo bueno que te aporta la relación. Puede que estés tan obcecado en lo negativo o en lo que te da miedo que seas incapaz de ver lo positivo que hay además. Procura prestar atención a eso.

Explica tus sentimientos a tu pareja. Por ejemplo, el miedo al abandono. Habla abiertamente de cómo te sientes al respecto.

Trabaja bien tu autoestima. Ya que quizás se encuentre ahí una parte importante del problema que estés teniendo.

Entiende que los malos pensamientos son algo que ha surgido en tu cabeza, y que no tienen por qué corresponderse exactamente con la relación que estás manteniendo.

Estas son algunas indicaciones que pueden serte útiles. El miedo al compromiso y cómo actuar al respecto no siempre son evidentes ni fáciles de solucionar. Vas a necesitar, principalmente, una buena dosis de introspección y de comunicación con tu pareja para superar el bache.