Inicio » Conquista » Aprende a usar el lenguaje corporal en la seducción

Aprende a usar el lenguaje corporal en la seducción

lenguaje corporal seduccion

El lenguaje corporal y la seducción forman parte de una misma realidad. ¿Estás enamorado y no sabes qué hacer para llamar su atención? ¿Cómo puedes potenciar tu atractivo para ligar? ¡A continuación, te damos las claves para seducir con la comunicación no verbal!

Cómo utilizar el lenguaje corporal en la seducción

Cuando te gusta una persona, despierta tu interés de manera especial. Esto hace que tu atención se dirija hacia ella. Pero es importante que no desconectes de ti mismo: alimenta tu propio autoconocimiento y escucha tus sensaciones.

1. Utiliza el poder de la mirada

La zona de la mirada enmarca una de las partes más expresivas de la cara. El contacto visual crea una mayor sensación de intimidad cuando existe una reciprocidad. Utiliza las miradas intermitentes para demostrar interés en alguien. Intenta que sean breves, pero intensas. Y repite ese gesto con cierta regularidad.

2. Adopta una posición relajada y natural

Sabemos que es algo que puede resultar especialmente difícil cuando alguien te gusta de verdad. Las altas expectativas, la incertidumbre y el deseo de ser correspondido también pueden producir una tensión corporal. Sin embargo, existen algunos gestos que pueden ayudarte a transmitir una imagen más relajada. Por ejemplo, mantén la espalda recta al caminar. Deja que tus manos se muevan con libertad fuera de los bolsillos. Además, sonríe levemente.

3. Respeta el espacio personal

Cuando una persona te gusta de verdad, quieres estar muy cerca de ella. Es decir, el sentimiento interior alimenta el deseo de incrementar la proximidad física. Sin embargo, es importante que respetes su espacio personal: es su entorno de comodidad.

Esa distancia se va reduciendo cuando se produce una conexión entre dos personas. Por este motivo, puedes incrementar la cercanía en el contacto de manera gradual.

La proxémica fue ampliamente desarrollada por el antropólogo Edward T. Hall. Existen diferentes tipos de distancias sociales, según el grado de confianza. Pues bien, la distancia íntima es de entre 15 y 45 centímetros. Es el tipo de cercanía que se produce en una pareja o en personas con una conexión especial. Es decir, la distancia íntima es la que aporta una sensación de comodidad al estar muy cerca del otro.

4. Cuida tu imagen personal

No solo transmites una información mediante tus gestos o tu postura corporal. La moda y los complementos pueden ayudarte a expresar tu propia personalidad. Cuida tu imagen y sé fiel a tu propio estilo. Un aspecto atractivo refleja tu deseo de mostrar tu mejor versión ante alguien especial.

La comunicación a través del lenguaje corporal conecta de manera directa con los sentidos. Las sensaciones agradables dejan huella. Por ejemplo, utiliza ese perfume que tanto te gusta.

5. Intenta no gesticular en exceso

Si mantienes una conversación con la otra persona, intenta no gesticular en exceso con tus manos. El movimiento constante puede desviar la atención de lo más relevante: la palabra. ¿Quieres seducir a otra persona? Es importante que recuerdes tu propósito.

También es esencial que te marques pequeños objetivos para llamar su atención. Pues bien, alinea tu comunicación no verbal con el mensaje hablado. La gesticulación excesiva se convierte en un foco de distracción.

Según el psicólogo Albert Mehrabian, el lenguaje emocional tiene una gran influencia en la comunicación no verbal. Transmite en torno al 90 % del mensaje. Así ocurre cuando existe alguna incoherencia entre lo expresado en palabras y lo mostrado a través del cuerpo.

6. Observa con detenimiento

La mirada forma parte de la seducción desde diferentes perspectivas. En primer lugar, te permite establecer una conexión: te ayuda a expresar un sentimiento o un deseo. Pero una relación significativa es bidireccional. En consecuencia, durante el proceso de seducción es necesario que observes el comportamiento de la otra persona. Las señales percibidas son determinantes para seguir avanzando o para detener el paso.

7. Visualiza tu atractivo personal

Mírate al espejo con afecto y cariño. Observa con detenimiento tus rasgos y características. Contempla el reflejo desde diferentes perspectivas: adopta otras posturas y haz gestos diferentes. Es un ejercicio que puede ayudarte a conectar con tu lenguaje corporal. Por ejemplo, comprueba cómo tu rostro cambia cuando sonríes: tu mirada se ilumina y tu belleza natural aumenta. Pero no solo cambia tu aspecto exterior.

También crece el bienestar interior. Y el lenguaje corporal conecta de manera directa con el estado de ánimo. Cómo te sientes en el plano interno tiene su reflejo en cómo te muestras.

Como hemos comentado, el lenguaje corporal y la seducción están muy unidos. De hecho, la comunicación no verbal causa una primera impresión. Antes de que se produzca un diálogo entre dos personas, existe una interacción previa. ¿Quieres buscar pareja? Potencia el autoconocimiento para alimentar tu atractivo y ligar con seguridad.

Bibliografía:

  1. Claxton, G. (2016). Inteligencia Corporal. Editorial Plataforma.
  2. Tejedor, L. (2017). El pequeño libro de la seducción. Editorial Alienta.
  3. Greene, R. (2001). El arte de la seducción. Editorial Espasa.

Recomendación personalizada gratuita

¡Consigue tu recomendación en 3 minutos! Te ayudamos a descubrir la página de citas donde podrás conectar con la persona ideal para tu perfil.

recomendación personalizada Lovendar