¿Qué es el Intercambio de Parejas y Cómo Funciona? [7 Claves para Practicarlo]

Si al escuchar el término intercambio de parejas, se ha despertado tu curiosidad y deseas saber de qué se trata. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber, si no tienes experiencia.

Descubrirás en consiste esta práctica, cuáles son las reglas del juego y las claves para incursionar en este mundo con tu pareja, para avivar el fuego y salir de la rutina.

¿Cómo funciona el intercambio de pareja?

El intercambio de pareja, también conocido como swinging, es una práctica de personas que tienen relaciones sexuales con otras parejas de mutuo acuerdo.

Según Wikipedia se denomina “swingers” a las parejas estables, es decir casadas o comprometidas que, incluyen a una tercera persona o a otra pareja en sus actividades sexuales, las cuales pueden o no realizarse en la misma habitación.

Es decir que los amantes de este estilo de vida, combinan la monogamia emocional y la poligamia sexual.

Eso significa que la infidelidad es consentida por los integrantes de las parejas, se admiten diversas actividades de forma abierta.

Dichas actividades pueden ser de diferentes clases, por ejemplo:

  • Observar o ser observado mientras se tiene sexo con tu pareja o con la de alguien más.
  • Encuentros grupales que a su vez pueden ser de intercambio suave o soft swing, en los que se admiten caricias, besos, sexo oral, incluso tercios. Y las relaciones completas, también conocidas como full swapp.

Quienes acuden a locales Swinger deben pagar una tarifa por pareja, aunque también es posible que acudan personas solteras sin pareja. En algunos establecimientos no les cobran a mujeres que asisten solas.

Es frecuente que en algunos de estos sitios, los participantes lleven una máscara sobre su rostro, tanto para proteger su identidad, como para darle un toque de misterio, sentirse más libres y desinhibidos.

El primer paso es coquetear en la barra y una vez que se eligen a las parejas, pasan a habitaciones amobladas especialmente para la ocasión.

Es decir que las parejas pueden elegir si se quedan en una misma habitación, o lo hacen en lugares separados.

En este tipo de establecimientos y dependiendo de los gustos de los asistentes, no solo se práctica el intercambio de parejas, también se forman tríos, incluso orgías.

Lo importante es que, si alguien decide no seguir adelante, puede parar en cualquier momento. 

Cabe aclarar que al ingresar se aceptan las política y normas del lugar, por lo tanto, todo aquel que se sobrepase podrá ser expulsado.

Reglas del intercambio de parejas

Para quienes se inician en esta práctica, los celos pueden ser un gran reto. Mientras que, para las parejas más experimentadas o liberales, esta es una forma de vivir sus fantasías, experimentar nuevas sensaciones, darle variedad a su relación y salir de la monotonía.

Sin embargo, para evitar conflictos, por lo general las parejas que optan por esta práctica, tienen como regla no involucrarse emocionalmente con los compañeros sexuales con los que tienen encuentros casuales.

La principal regla de quienes practican el intercambio de parejas, es la discreción y el respeto por esta preferencia sexual que, para muchos es un estilo de vida.

La discreción es lo más importante, ya sea que se realice de forma particular o en establecimientos especializados en el tema.

Pues este es un asunto que pertenece a la privacidad de las personas y por supuesto de cada pareja.

Y por supuesto, una regla de cumplimiento obligatorio, especialmente en los establecimientos del mundo swinger, es el uso de condón.

¿Y del intercambio de parejas españolas qué?

Según la terapeuta, sexóloga y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, la doctora Ruth González Ousset; en España las personas que eligen practicar el intercambio de parejas, lo hacen para acabar con la monotonía y la falta de erotismo en sus vidas.

Algunas de ellas afirman que después de tener esta experiencia, el deseo ha vuelto a su relación y han avivado el fuego.

Pero es importante aclarar que esto suele suceder en parejas consolidadas, según González Ousset. En aquellas que tengan miedos e inseguridades, esta práctica puede ser una mala idea, porque los celos suelen estar a flor de piel.

Por si no lo sabías, el municipio de Adra en la provincia de Almería es considerada la capital europea del intercambio de parejas y otras prácticas sexuales liberales.

Pero si te animas a tener una experiencia sexual diferente con tu pareja, no tendrás que viajar hasta allí, pues a través de internet puedes encontrar plataformas y aplicaciones especializadas que promueven esta práctica.

Claves para incursionar en el mundo Swinger

Existen muchas formas de experimentar el concepto de intercambio de parejas, ya sea de forma esporádica, por curiosidad o como un estilo de vida.

En cualquier caso, antes de tomar la decisión, es importante comunicarse de forma sincera y abierta. Y tener en cuenta las siguientes claves:

  1. Iniciar solo cuando ambos se encuentren completamente convencidos de dar este paso, además de definir un objetivo en común para mejor su vida sexual.
  2. Buscar el sitio ideal con especial atención, no es conveniente ir al primer bar que encuentren.
  3. Definir con mucha claridad con qué tipo de pareja tendrán ese encuentro y dejar muy en claro a estas personas, hasta dónde están dispuestos a llegar.
  4. Es probable que se experimenten celos la primera vez, así que ambos deben preparase para afrontarlo, si en verdad desean vivir la experiencia.
  5. Y por supuesto, usar siempre condón, para proteger la salud de todos los implicados.
  6. Además, no es recomendable emborracharse, es importante tomar la experiencia con calma y disfrutar de las sensaciones con los cinco sentidos.
  7. Algunas parejas eligen una palabra clave para hacerle saber al otro, que se siente incomodo o que ya no lo está disfrutando.

¿Y tú que opinas del intercambio de parejas? ¿Te atreves?

En conclusión, el intercambio de parejas puede ser una opción casual, para calmar la curiosidad o un estilo de vida.

Lo importante es que sea una decisión tomada a conciencia, en donde ambos se sientan cómodos y estén de acuerdo.

Además, la discreción, el respeto y el uso de condón, son condiciones esenciales para el cuidado y tranquilidad de los participantes, en cualquier tipo de intercambio que se decida practicar.

Ahora que sabes de qué se trata y cómo funciona, es decisión tuya y de tu pareja elegir este estilo de vida.