Inicio » Sexualidad » Voyeurismo: el deseo de mirar según la psicología

Voyeurismo: el deseo de mirar según la psicología

que es el Voyeurismo

¿Has oído hablar del voyeurismo? Probablemente sí. Se trata de una parafilia en la que la persona obtiene excitación sexual mientras observa personas desnudas o que estén participando en alguna actividad sexual.

Sus causas todavía no están del todo claras, pero es cierto que existen diversas maneras de afrontar el voyeurismo y su significado. ¿Has tenido alguna vez este tipo de impulso? Si quieres saber más sobre esta condición, en este post te damos la información que necesitas.

Características principales del voyeurismo

Como acabamos de mencionar, en el ámbito clínico se considera voyeurismo el hecho de obtener estimulación y placer sexual cuando se observa a alguien desnudándose o manteniendo relaciones sexuales. Es importante señalar que el voyeur no tiene por qué realizar ninguna actividad sexual mientras observa. El simple acto de espiar y obtener excitación de esta manera es lo que lo define.

Esta condición se considera una parafilia y, cuando se transforma en algo que interfiere en la vida cotidiana del individuo, puede convertirse en un trastorno. Quien la lleva a cabo no siempre alcanza este extremo, por lo que es fundamental diferenciar y delimitar claramente ambas cosas.

Mientras que el voyeur obtiene esa excitación sin causar perjuicio a terceros, quien sufre el trastorno de voyeurismo puede experimentar sensaciones incapacitantes y desagradables. En muchas ocasiones, se siente culpable por tener estos impulsos, no poder refrenarlos y realizar estos actos sin consentimiento.

El voyeurismo en sí mismo no resulta peligroso, mientras que el trastorno sí lo es. Este último implica una serie de problemas de carácter psicológico, los cuales afectan de manera significativa a la persona que lo padece. Es decir, esta práctica se vuelve peligrosa cuando se convierte en patológica.

¿Cuáles son las causas?

Los motivos exactos de esta parafilia no se conocen con exactitud. Se han llevado a cabo diversos estudios que concluyen que en los hombres puede ser el resultado de elevados niveles de testosterona.

Si nos referimos al trastorno de voyeurismo, se ha especulado con la posibilidad de que derive de haber sufrido abusos sexuales en la infancia o de haber crecido en ambientes problemáticos y disfuncionales, aunque no hay consenso sobre esto.

También se ha barajado la posibilidad de que sea la consecuencia de haber observado accidentalmente una escena íntima, y que esto haya llevado a un hábito continuo al haber obtenido placer con ello.

En cualquier caso, has de tener en cuenta que el anhelo de observar a otras personas en contextos sexuales no es algo tan extraño y no constituye una anomalía en sí misma. Sin embargo, el problema aparece cuando la persona acaba invirtiendo un tiempo excesivo en la búsqueda de estos momentos y descuida actividades básicas del día a día.

Signos y síntomas más importantes del voyerismo

persona voyer mirando mujer

Es posible que, mientras lees este artículo, estés pensando que tú también te excitas si ves un cuerpo desnudo o a una pareja en situación íntima. Aquí es donde nos encontramos con la principal diferencia entre lo que no constituye un problema y lo que sí lo es; la falta de consentimiento de quien está siendo observado. Por este motivo, no se puede decir que todas aquellas personas que sientan excitación con un desnudo sean voyeurs.

En muchas ocasiones, la excitación se obtiene observando a personas desprevenidas,lo que implica el ya citado trastorno de voyeurismo.

¿Existe tratamiento para el trastorno de voyeurismo?

Los distintos aspectos que hemos ido desgranando a lo largo del artículo indican que no todas las personas requieren tratamiento. De hecho, suponen un porcentaje bajo, por lo que la mayoría no necesitan asistir a ningún especialista para tratar su caso.

Ahora bien, cuando el individuo ha comenzado a sentirse mal, descuidar obligaciones e incluso ha ido más allá en sus comportamientos, será necesario buscar ayuda profesional. Esta suele consistir en sesiones y psicoterapia con asistencia a grupos de apoyo. Si el médico lo considera adecuado, es posible que, además, se requiera el uso de fármacos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

¿Por qué se emplean este tipo de medicamentos? La respuesta es sencilla; permiten paliar los actos compulsivos (en este caso, el acto de mirar). Puede darse una situación que se convierta en extrema, peligrosa o, al menos, muy desagradable para terceras personas.

Es entonces cuando debe valorarse la toma de antiandrógenos, los cuales reducen la testosterona e inhiben considerablemente la libido.

Tal y como habrás adivinado, debido a las consecuencias y efectos secundarios de estos medicamentos, son pocas las personas que acceden a someterse a este tratamiento. Muchas veces, comienzan a tomarlos cuando ya han sido “descubiertos” en sus aficiones o incluso cuando se ha llegado al acoso sexual.

El voyeurismo ante la ley

A lo largo de este texto, hemos visto que el voyeurismo, si no va más allá, no tiene por qué revestir mayor gravedad, como sí ocurre con otras parafilias. Sin embargo, debemos matizar este punto. La intimidad de las personas es algo que siempre ha de respetarse, ya que, de no ser así, se está incurriendo en un delito.

Recuerda que, ante la ley, no se puede espiar a la gente bajo ninguna circunstancia, y esto incluye la desnudez y la práctica sexual en la intimidad. Además, en ciertas culturas este acto se considera una perversión y en varios países se califica como un delito sexual. Aquí te dejamos algunos datos interesantes:

A finales del año 2005, Canadá promulgó una ley en la que se recoge la naturaleza delictiva del voyeurismo. Reino Unido también agregó este comportamiento al Sexual Offences Act of 2013. Por su parte, en EE. UU. está penalizado en nueve de sus estados.

En conclusión, podemos decir que el voyeurismo es bastante habitual dentro del mundo de las parafilias. ¿Conoces a alguna persona que lleve a cabo esta práctica? Si crees que puede necesitar ayuda, aquí te hemos dado varias claves para que puedas empezar.

Bibliografía:

  1. Voyeurismo: ¿conducta, parafilia o trastorno? Psicología y mente
  2. ¿Qué es el trastorno voyeurista? Definición e implicaciones. Greelane/Ciencias sociales
  3. ¿Cuáles son las causas del voyeurismo? Muyfitness.com

Recomendación personalizada gratuita

¡Consigue tu recomendación en 3 minutos! Te ayudamos a descubrir la página de citas donde podrás conectar con la persona ideal para tu perfil.

recomendación personalizada Lovendar